Browse this website in:
Google
Web
Buscar en Luz Espiritual

La weblog Espirita de Mari

 

Radio Colombia Espirita

Hora local

Barcelona-España
 
Bienvenido/a a la web espírita de Luz Espiritual
Nelson Mandela, el padre de una Nación Arco Iris PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrador   
Jueves, 17 de Abril de 2014 15:39

Rolihlahla Mandela nació el 18 de julio de 1918 en la aldea de Mvezo, en Sudáfrica colonizada por los afrikaners (holandeses) y los ingleses. Son estos últimos los que dirigen el país y que hacen reinar la segregación racial. Desde su primer día de escuela en 1927, Nelson sufrirá esa discriminación: “Cuando estuve en la escuela, mi profesora me preguntó: ¿cómo te llamas? Le dije mi nombre africano, Rolihlahla. Me dijo que no, no lo acepto, debes tener un nombre cristiano. Le respondí: no, no lo tengo. Ella dijo: si no lo tienes, desde hoy será Nelson”.

Él prefería su nombre de clan, Madiba. Entró a la universidad a los veintiún años y allí descubrió la injusticia de que eran víctimas sus hermanos negros. Excluido de la universidad por ser opositor, volvió a sus tierras natales para dirigirse luego a Johannesburgo y fue allí donde descubrió a gran escala, la esclavitud de los africanos y tomó entonces la decisión de dedicarse a una causa igualitaria o fraternal. Se unió a la organización política del ANC (African National Congress). En 1948, los afrikaners de la extrema derecha barren el poder británico y colocan en su lugar un sistema de avasallamiento sin precedentes, el apartheid.

Leer más...
 
Viviendo la felicidad PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrador   
Jueves, 17 de Abril de 2014 15:08

Era un día caluroso. El autobús estaba repleto de personas. Algunas llevaban bolsas, paquetes. Otras sostenían bebés en brazos, mientras otras más buscaban calmar a los niños inquietos, que intentaban perturbar la tranquilidad de los pasajeros circunspectos. Hacía calor. Las señoras conversaban, hablando de las dificultades de sus vidas, los problemas con los hijos, la falta de dinero, el desempleo del marido. Los jóvenes hablaban alegremente de la fiesta planificada para el fin de semana. Un escenario común.

Todos los días, las escenas eran más o menos semejantes. ¿Qué se puede esperar de momentos así, tan comunes? Pero, mientras el autobús iba agitándose a lo largo de la carretera, en uno de los asientos había un viejito flacucho sosteniendo, con todo cuidado, un ramo de flores. Eran flores hermosas, frescas aún. Debían haber sido recogidas en un jardín muy bien cuidado, al amanecer, besadas por el rocío. Del otro lado del pasillo, una muchacha no quitaba los ojos de las flores. Eran hermosas, exuberantes. Entonces, llegó el momento del hombre de bajar del autobús. Él se levantó y caminó hacia la puerta. Cuando pasó cerca de la joven, en un ímpetu, le ofreció las flores.

Puedo ver que le encantaron las flores. – Explicó él. Creo que a mi mujer le gustaría que se quedara con ellas. Diré a ella que le di las flores a usted.

Leer más...
 
Usted pregunta, Alipio González Hernández responde. 21 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrador   
Jueves, 17 de Abril de 2014 14:12

 
Visiones PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrador   
Miércoles, 16 de Abril de 2014 15:38

Leemos en el Courrier de Lyon (Correo de Lyon): En la noche del 27 al 28 de agosto de 1857, un caso singular de visión intuitiva se ha producido en La Croix-Rousse, en las siguientes circunstancias:

Hace aproximadamente tres meses, los esposos B... – honrados obreros tejedores –, movidos por un loable sentimiento de conmiseración, acogieron en su casa, en calidad de doméstica, a una joven un poco idiota que vivía en los alrededores de Bourgoing.

El domingo pasado, entre las dos y las tres de la mañana, los esposos B... fueron despertados con sobresalto por los gritos agudos dados por su empleada, que dormía en un desván contiguo a su habitación. Al encender una lámpara, la señora B... subió al desván y encontró doméstica que, bañada en lágrimas – y en un estado de exaltación de espíritu, difícil de describir – llamaba a su madre, a la que acababa de ver morir ante sus ojos, según decía, mientras se retorcía los brazos en horribles convulsiones. Después de haber consolado a la joven, la señora B... volvió a su habitación.

Leer más...
 
Baño en el rio PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrador   
Miércoles, 16 de Abril de 2014 15:21

Sepa, apreciado lector, que es imposible bañarse dos veces en el mismo rio. No se trata de ningún rio en especial, dominado por pirañas, o muy helado, donde se sumerge una vez y nunca más. Puede ser cualquier curso de agua.

Quien dijo esto fue Heráclito (540-480 a.C.), filosofo griego de Éfeso, que, en virtud de sus ideas complejas, era llamado “El oscuro”. El insólito rio, donde es imposible tomar un baño más de una vez, está lejos de justificar el despreciativo apodo. Es fácil entender su afirmación.

En cualquier lugar donde nos bañemos, fluyen sin fin las aguas, siguiendo su curso. Es como si se crearan nuevos ríos infinitamente. Las aguas cuando nos bañamos no volverán nunca. Heráclito usaba esa imagen para demostrar que todo en el Universo esta en continua agitación, un fluir incesante, renovándose las situaciones, los días, las horas… Ese movimiento es orientado por logos, una idea que dirige, una razón primordial. Toda la virtud esta en el esfuerzo por observar los principios éticos que de él emanan. Cambian las palabras, se cambian los principios, cuando expresan la verdad.

Leer más...
 
Usted pregunta, Alipio González Hernández responde. 20 PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrador   
Martes, 15 de Abril de 2014 15:48

 
El Aura PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrador   
Martes, 15 de Abril de 2014 15:35

Aun cuando la tonalidad del aura de cada persona varía en cada momento, influenciada por la calidad de los sentimientos y emociones, a medida que se producen; el aura de toda persona tiene unos colores básicos. Y estos colores básicos también sufren alteración, a medida que la persona cambia su conducta, en uno u otro sentido. Con el fin de dar una idea que nos ayude a identificar por su aura a las personas, y pueda ayudar en algo a aquellos de nosotros que podamos comenzar a percibir la videncia psíquica, a continuación va un detalle de los colores aúricos, básicos, con algunas aclaraciones, a fin de poder interpretar la interferencia de tonalidad cromática en los colores básicos del aura, que modifican en parte su significado.

Blanco.- Es la tonalidad de la pureza, de la irradiación de los pensamientos puros. Blanco radiante, como el que irradiaba el sublime Nazareno, gran pureza. Blanco lirio, simboliza la pureza del alma.

Rosado.- Amor espiritual, amor fraterno. Cuanto más claro, más puro. Cuando el color básico rosado se halla influenciado con el rojo, refleja un temperamento emotivo con bondad. Todo sentimiento de amor y bondad, reflejará un suave tono rosado.

Leer más...
 
Recomienzos necesarios PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrador   
Martes, 15 de Abril de 2014 15:25

La ley de los renacimientos rige la vida universal. Con alguna atención podríamos leer en toda la naturaleza, como en un libro, el misterio de la muerte y de la resurrección. Las estaciones se suceden en su ritmo imponente. El invierno es el sueño de las cosas. La primavera es el despertar. El día alterna con la noche. Al descanso le sigue la actividad. El espíritu deja el cuerpo físico y entra en las esferas espirituales, para retornar y continuar con fuerzas nuevas la tarea interrumpida. Las transformaciones de la planta y del animal no son menos significativas. La planta muere para renacer, cada vez que la sabía vuelve. Marchita para florecer. La larva, la crisálida y la mariposa son otros tantos ejemplos que reproducen, con más o menos fidelidad, las fases alternadas de la vida inmortal.

¿Cómo sería posible que sólo el hombre quedase fuera del alcance de esta ley? Si todo está ligado por lazos numerosos y fuertes, ¿cómo admitir que nuestra vida sea como un punto tirado, sin unión, para los torbellinos del tiempo y del espacio? ¿¡Nada antes, nada después!? No. El hombre, como todas las cosas, está sujeto a la ley eterna. La naturaleza no nos da la muerte sino para darnos la vida. La sucesión de las existencias se presentan para todos nosotros como una obra de capitalización y perfeccionamiento. Después de cada existencia terrestre el alma colecta y recoge las experiencias y los frutos de ella transcurrido. Todos sus progresos quedan registrados en su esencia. Así, el ser, en todas las fases de su ascensión, se encuentra tal cual a sí mismo se hizo. Ninguna aspiración noble y estéril. Ningún sacrificio es vano.

Leer más...
 
«InicioPrev12345678910PróximoFin»

Página 1 de 701